Menu
 




EN LA CINTURA DE MÉXICO1 -2- Territorio adolorido

CORREDOR TRANSÍSTMICO


A partir de la introducción de este reportaje, En la cintura de México Corredor Transístmico, se presentan siete apartados en el siguiente orden: 1) Un corredor sobre la cintura de México, 2) Territorio adolorido, 3) Consulta impugnada, 4) Las culturas bajo asecho, 5) Lo que sí queremos, 6) La resistencia. El istmo es nuestro, y 7) Antecedentes y datos básicos.

Red-Accion | sábado 12 de octubre de 2019


TERRITORIO ADOLORIDO

Las eólicas llegaron sin decir “agua va”, sin ninguna consulta

En Unión Hidalgo luchamos desde hace seis o siete años en contra de las compañías eólicas. En ese tiempo se instaló aquí la primera empresa eólica, llegaron sin decir “agua va”, sin ninguna consulta. Desde entonces peleamos que se lleve a cabo una verdadera consulta a la población, porque merece respeto para todo lo que se vaya a proyectar.


Hace dos años el gobierno aceptó que se haría la consulta, pero ya para los otros parques que están planeados. Hay varias empresas que vienen con grandes proyectos planeados alrededor del pueblo. En la parte norte y oriente está instalada la empresa Pemex y actualmente hay otra que quiere entrar a través de una consulta programada desde hace más de un año o dos.

Nosotros que ya tenemos la experiencia de los aerogeneradores en nuestra comunidad sabemos del impacto ambiental: se mueren varias aves y pájaros que están alrededor como murciélagos, zopilotes y todos los animales que tenemos por este rumbo. La empresa tiene en otros parques a una persona ex profeso para recogerlos y que no los vea la gente y que así no puedan denunciar. En el caso del ruido, han venido especialistas a medir los decibeles y se dieron cuenta de que para los que viven cerca de los aerogeneradores son más del doble de los que aguanta un ser humano.

Óscar Marín Gómez
Representante de los bienes comunales
Unión Hidalgo, Oaxaca


Contaminación, desempleo y violencia en Coatzacoalcos

Cuentan que Coatzacoalcos era un paraíso de palmeras con manglares, pero los impactos han sido muy fuertes, tanto sociales como ambientales. La creación de ciudades como Minatitlán y Coatzacoalcos para la industria petrolera, desarrollaron infinidad de problemas sociales.


Los problemas ambientales son muy evidentes. No se puede usar el agua que está en Coatzacoalcos por la terrible contaminación y por eso es extraída de la zona serrana. Otro impacto es por las múltiples fugas de los ductos de Pemex. Campesinos que viven a un lado de los centros industriales y de los complejos petroquímicos se quejan del desfugue que hacen las industrias en las noches y que provoca que se queme su pastizal y sus siembras. Algunos ejidos incluso tienen un convenio con los campesinos para dotarlos de alambre para cercar, porque no duran ni seis meses por los altos niveles de corrosión de la región.

El ente natural más afectado es el río Coatzacoalcos, que ocupa uno de los primeros lugares de contaminación en Latinoamérica. La Organización Mundial de la Salud realizó un estudio hace un par de años sobre la contaminación del pescado y sobre los grandes índices de mercurio que tienen en sus cabellos los pescadores que trabajan en el mar o en el río.

En estas regiones petroleras existe un nivel económico que raya en la mediocridad. Este tipo de industrias denigran mucho la calidad de vida. Hay altos niveles de delincuencia, una inseguridad altamente destructiva, violenta, es la superviolencia en la ciudad.

Los ciudadanos de Coatzacoalcos vivimos la cotidianidad de la violencia con miedo. Abres el periódico o escuchas la radio y hay dos o tres asesinatos diarios. La violencia es generada por personas que han tenido todo un entrenamiento para esa forma de control social, muchos de los cárteles y de los grupos armados son creados por personas que alguna vez estuvieron en instituciones de seguridad pública: el ejército, policía federal, municipal, estatal.


Lo que se conocía aquí como “el gran poder social”, representado por los sindicatos, fue totalmente desmantelado, resquebrajado. Y ahora que hay acciones contra los trabajadores petroleros, no existe grupo alguno que los defienda. El tejido social está muy destruido y desgastado, sólo una que otra marcha social por ahí.

Con la llegada del actual gobierno hubo despidos masivos por la necesidad de bajar el gasto de activos en la industria petrolera. Lo que ocurrió con los trabajadores de Pemex fue que empezó a ponerse en práctica la subcontratación, que vino con las reformas laborales anteriores. La subcontratación consistía en emplear mano de obra más barata y excluir a Pemex de obligaciones sociales como el pago de seguros, y así vino toda una oleada de nuevos trabajadores, mientras los contratados por Pemex fueron excluidos, apartados, despedidos masivamente. Hubo meses en los que se despidieron hasta 800 trabajadores. A principios de este año ocurrió un despido de 700 personas, pero los masivos ya tienen dos años, con la activación de las las reformas laborales.


El desplazamiento del campo a las ciudades ocurrió en las décadas de los ochenta y noventa, cuando la industria petrolera generaba empleos. Lo que vemos ahora es que cuesta mucho que la gente trabaje la tierra. Hay grandes propiedades de los ganaderos, de las empresas con dinero que ya tienen el control de la tierra y que son los que realmente se enriquecen de ella, porque un campesino ya sólo siembra para la subsistencia.

Ahora para muchos es más barato y más factible esperar el programa social que trabajar la tierra. Es importante decir que se trata de la continuidad de la simulación de los gobiernos que hemos tenido. La simulación de querer protegerte, de querer cuidarte, pero es falso.

Ramón García Sánchez
Movimiento Regional Indígena en Defensa y Respeto por la Vida
Coatzacoalcos, Veracruz


De 1992 a 1999 hubo presión para obligar a los trabajadores ferrocarrileros a firmar su liquidación

En Matías Romero somos vallejistas. Venimos de la histórica lucha de los ferrocarrileros. Yo conocí a Demetrio Vallejo cuando tenía entre siete u ocho años. Fue el hombre que empezó la organización viendo la situación de los trabajadores, el yugo que siempre maneja el patrón.

De 1992 a 1999 hubo presión para obligar a los trabajadores ferrocarrileros a firmar su liquidación, su retiro voluntario. A los últimos nos sacaron ya por la fuerza, nos ofrecieron dinero, primero 20 mil, luego 50 mil y creo que hasta 100 mil para que el ferrocarrilero se ambicionara y firmara su liquidación.

Trabajé 31 años en ferrocarriles. Si no me hubieran jubilado, por estos años estaría yo jubilándome. Cuando vi mi jubilación lloré, porque yo ganaba como 12 mil pesos y me dieron una jubilación de 2 mil pesos. A todos nos cortaron con la misma navaja. El PRIAN nos ha robado mucho junto con los líderes charros que han ocupado grandes puestos en las cosas de gobierno.

Juana Santos Gómez
Movimiento Sindical Ferrocarrilero Demetrio Vallejo Martínez, sección 13
Matías Romero, Oaxaca


También a la sierra ha llegado el problema de la delincuencia organizada

La Sierra de Santa Martha, en el sur de Veracruz, representa la vida para todas las comunidades que vivimos alrededor. Hace algún tiempo no teníamos la conciencia de que si no cuidábamos nuestra montaña podríamos quedarnos sin los recursos que nos brinda. Ella nos brinda el agua, nos brinda los alimentos. Es parte de nuestro ser.

En mi pueblo, la primera resistencia que se vivió fue contra las altas tarifas de luz. De repente la luz llegó muy cara y no era posible pagarla. A raíz de eso se formó una resistencia aquí en la cabecera y se extendió por todas las comunidades. Luego, conforme fuimos investigando, nos dimos cuenta de que había dos proyectos gigantes sobre nuestro territorio: el fracking y una mina en el cerro de Santa Martha. Si la minería se echa a andar, vamos a perder nuestro monte y nuestras semillas. Por eso lo defendemos.

Arturo Beltrán Herrera
Centro de Derechos Humanos Bety Cariño
Úrsulo Galván, municipio Tatahuicapan de Juárez, Veracruz


Ernesto Zedillo nos liquidó a los trabajadores y el secretario nacional del sindicato de Ferrocarriles Nacionales nunca hizo nada

La estación de ferrocarriles de Matías Romero significa mucho para todos nosotros. El temblor nos la dañó, pero parece que es patrimonio de la humanidad y que la deben reparar. Aquí se volvió una zona cosmopolita, vinieron bastantes trabajadores de diferentes partes de la República Mexicana. Era un auge en la economía. Matías Romero era algo muy bonito, muy grandioso para todo el pueblo. Cuando los trenes de pasajeros, el barullo de toda la gente era algo verdaderamente bonito, nada más que se acabó.

El expresidente Ernesto Zedillo nos liquidó a los trabajadores y el secretario nacional de los Ferrocarriles Nacionales de México, Víctor Félix Flores Morales, nunca hizo nada, nos perjudicó, nos liquidó, en mi caso casi con 20 años de servicio. A los compañeros los jubiló y a otros de plano no les tocó nada.


Nuestra bandera, nuestro estandarte, es el compañero Demetrio Vallejo Martínez, que fue un gran luchador. Cuentan nuestros padres que en 1958 empezó la lucha en contra de los que en ese momento manejaban los Ferrocarriles Nacionales. Se lograron muchísimas cosas, como el contrato colectivo de trabajo. Con Vallejo se inició esta gran lucha ferrocarrilera, gracias a él se lograron los hospitales, las escuelas, todo.

La lucha actual es por las anomalías que se cometieron contra los ferrocarrileros en la liquidación que tuvimos. Hubo compañeros que los jubilaron y salieron con algo no acorde al puesto que desempeñaban. Eran oficiales, mayordomos de casa de máquinas y de vía, y fueron jubilados con 2 mil o 2 mil 500 pesos.

Ernesto Ramírez Aragón
Presidente del Movimiento de Ferrocarrileros Demetrio Vallejo Martínez
Matías Romero, Oaxaca


Minas, parques eólicos, gasoductos y ahora un tren

La Red de Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM) acompaña a comunidades en resistencia contra megaproyectos o contra violaciones de derechos humanos y territoriales. La integran alrededor de 30 organizaciones en comunidades y cuenta con unos 50 miembros defensores comunitarios de las regiones de Costa, los Valles Centrales, el Istmo de Tehuantepec y la Mixteca.

En el Istmo de Tehuantepec está la gran amenaza de los parques eólicos, es la gran batalla. También hay gasoductos, ampliaciones carreteras, los proyectos mineros. En lo que concierne a Matías Romero tenemos ahora el tren interoceánico que se intenta atravesar por estas tierras.

Omar Martínez Hernández
Red de Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM)
Matías Romero, Oaxaca


Estuvimos luchando por esta laguna y hubo represión

Ya tiene siete años desde que luchamos por nuestro mar, nuestra laguna y por la tierra. La empresa transnacional eólica ya quería entrar a la isla donde están las dos lagunas. Cuando supimos, se reunió la gente. Lo que quería la empresa era poner esos ventiladores en la isla.

Casi todo el pueblo se reunió y corrió a los que querían entrar. Dicen que ya no van a volver a regresar, pero hay gente que podríamos decir que está luchando por los políticos y algunos ya hicieron un compromiso. Hay dos ejidos de pequeños propietarios que se supo que vendieron para que las empresas transnacionales entren.


Estuvimos luchando por esta laguna y hubo represión. Una vez el gobierno mandó más de 400 oficiales para expulsar a la gente a la fuerza, se llevaron a unos siete compañeros y los detuvieron. De ahí se unió la gente de nuevo y tuvimos que hacer la lucha para liberar a los compañeros presos.

Roberto Santiago Martínez
Representante del consejo de ancianos
Álvaro Obregón, Oaxaca


Eólicas, narcotráfico, contaminación, enfermedades

En este momento tenemos un proyecto eólico con 28 parques y más de 2 mil aerogeneradores que, cuando llegaron hace más de diez años, prometieron desarrollo, pero si ves ahora cómo está la región del Istmo de Tehuantepec, te das cuenta de que hay un gran índice de delincuencia, que el narcotráfico se está disputando los espacios y ha entrado a trabajar directamente con las empresas eólicas, no sólo protegiéndolas, sino ahora también como socios constructores. Eso no ha traído mejoramiento de vida.

Por otro lado están los impactos ambientales. No se han medido, no ha habido estudios, más que uno en el 2011 del Banco Mundial, donde se dice que en un parque de 98 aerogeneradores se mueren al año 6 mil murciélagos y 3 mil pájaros. Si eso lo multiplicamos por los más de 2 mil aerogeneradores, imaginemos la cantidad de pájaros y murciélagos que han muerto.


Otro grave problema es la contaminación de nuestro río, que está recibiendo las aguas negras de Juchitán, de El Espinal, de Ixtaltepec, de toda la cuenca que está sacando y contaminando el agua. Y por más que entre el agua del mar no lo va a remediar, con lo que se afecta la salud y la pesca. Habrá incremento de enfermedades del estómago, del dengue, todo relacionado con este tipo de desarrollo que traen, porque eso no está controlado.

Si de alguna manera nosotros vivimos en equilibrio, al entrar algo así a este sistema lo descontrola. Y ahora con la magnitud de ese proyecto transístmico, no sé si seremos capaces de sobrevivir. Yo siempre he pensado que tengo la fortuna de que quién sabe qué cosas pasaron en la vida para que yo pudiera estar. Mis ancestros sobrevivieron a masacres pero finalmente estamos los que estamos aquí. Pero creo que esto no lo vamos a soportar.

Bettina Cruz Velázquez
Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT)
Congreso Nacional Indígena (CNI)
Juchitán, Oaxaca


Por todo lo que tenemos aquí, quieren venir a instalarse muchos proyectos

Por todo lo que tenemos aquí, quieren venir a instalarse muchos proyectos. Uno que no dejamos entrar fue la mentada Reserva de la Biósfera. Llegaron para que nosotros aceptáramos un decreto para que se protegiera más, pretextos pues. Nosotros dijimos que es bonito conservar, que lo estamos haciendo, lo estamos demostrando, pero dijimos que queríamos otro tipo de reserva, la reserva ecológica campesina, manejada, administrada por las propias comunidades, porque somos los que tenemos que decidir cómo queremos conservar lo que tenemos.

Estamos a un lado de los proyectos mineros. Están cerca, por Zanatepec, en una comunidad que se llama La Cristalina, que también es pertenencia de San Miguel Chimalapa. No estamos de acuerdo nosotros con que exploten porque ahí hay un río grande, el Ostuta. Este tipo de proyectos trae destrucción. Es mentira que trae vida, provecho o beneficio.

Domingo Jiménez Jiménez
Benito Juárez, San Miguel Chimalapa, Oaxaca


Salinas del Marqués está en riesgo

Aquí es Salinas del Marqués, un pueblo de productores de sal y de pescadores. Este año logramos tener una producción mejor que otros, con más de diez mil toneladas de sal. Estamos buscando el mercado para que podamos distribuir la sal que producimos, una sal de un proceso natural, que no tiene nada de químicos.

Oaxaca consume 80 mil toneladas de sal al año, pero nuestra sal no puede competir toda vez que necesitamos recursos para poder refinarla y distribuirla con valor agregado. Por eso hemos pedido el apoyo al gobierno federal y al gobierno estatal para financiar una refinadora de sal, para lograr más utilidades que cambiarían para siempre la vida de nuestros paisanos salineros, pero a nosotros nos tienen en el olvido.

Por otro lado, tenemos el problema con la parestatal Petróleos Mexicanos. En el 2017, el 7 de septiembre, cuando fue el sismo en el Istmo de Tehuantepec que sacudió y movió las instalaciones de Pemex, se reventó un ducto en alta mar, donde cargan los barcos petroleros, y como consecuencia se contaminó toda la playa y nuestra laguna.

A la entrada de la laguna tenemos el área concentradora y nuestros estanques cristalizadores de sal, los cuales fueron dañados y contaminados por hidrocarburos de este derrame. Interpusimos una denuncia ante la PGR, y hasta el día hoy vemos con tristeza y con coraje que no nos han resuelto.

Hemos dejado de trabajar en ese lugar dos años, vamos para tres. Hemos dejado de producir, porque en el litigio que estamos nos ha dicho la PGR, hoy Fiscalía, que como está en un juicio, no podemos tocar nada.


Petróleos Mexicanos nos afectó porque Salinas del Marqués era un lugar donde se producía sal, se producía camarón, hasta la fecha, pero antes con mayor volumen. Llegó Pemex e hicieron bordos. En 1982, en tiempos del presidente José López Portillo, se invirtieron recursos y se modificó el manto salinero, se modificó la laguna y esos bordos bloquearon las corrientes, la entrada del agua que venía directamente del mar.

Nosotros tenemos una entrada natural de agua de mar, con muchas especies y larvas de camarón, que todos los años estas tierras se vuelven muy ricas. Pero somos afectados por Petróleos Mexicanos en la pesca porque nos mata las corrientes. Ya no tenemos la capacidad que nos cuentan los abuelos que teníamos. Hoy, del 100 por ciento que antes entraba de producto, entra 30 por ciento, y nos viene a acabar con la contaminación.

Salinas del Marqués está en riesgo porque vemos que sus instalaciones están muy deterioradas. Desde que se instaló nunca se les han dado mantenimiento. Ya se cayó una barda de cabezal de playa. Hay un riesgo, hemos grabado las fisuras donde se ve la gasolina escurriendo. Sabemos que traen desarrollo, pero Pemex debe ser responsable de los daños ecológicos que hace a nuestros mares y lagunas, y en consecuencia a la producción de sal.

Raúl Antonio Gallegos
Presidente de la Sociedad Cooperativa Productora de Sal, Costas del Marqués
Salinas del Marqués, Oaxaca


La amenaza que tenemos son las minas

Aquí en Zanatepec la amenaza que tenemos son las minas. La que vino fue una canadiense, porque aquí, en la región del distrito 5 del Istmo de Tehuantepec, hay plata, cobre y oro.

Nosotros en esta zona somos ricos en agricultura y ganadería, se produce el queso. Toda la minería afectaría nuestra forma de vida con la contaminación. Tenemos el río Ostuta que será contaminado si se permite la entrada de las minas. Nosotros somos ricos en pescado, en mariscos, y todo resultaría afectado. En toda la región estamos organizados para decirle no a la minería, porque sabemos que es una gran contaminación.


Estas localidades son parte del Istmo de Tehuantepec, es una zona es muy extensa. Tenemos ríos, mares, y estamos preocupados.

Adelina
Grupo Ecologista Zanatepec
Santo Domingo Zanatepec, Oaxaca


Se les hace fácil entregar la tierra por 200 pesos

“Gunaa Sicarú” es el nombre del proyecto eólico, que quiere decir “mujer hermosa”, “mujer bonita”. Pero para nosotros, desde nuestro punto de vista del grupo de comuneros y de personas que defendemos el territorio, no le vemos ninguna parte bonita.

Yo he sido amenazada en varias ocasiones porque formamos parte del grupo en el que decimos no a los proyectos. Nuestra comunidad es una comunidad indígena que carece de muchas cosas, muy humilde, y hay quienes ignoran todo lo que traen esas empresas y se les hace fácil entregar la tierra por 200 pesos. Por eso a nuestros gobiernos lo que más les conviene es que la gente no tenga información.


Guadalupe Ramírez Castellanos
Mujeres Indígenas en Defensa de la Vida
Unión Hidalgo, Oaxaca


Todavía seguimos la guerra

La tierra la defendemos porque aquí es Chimalapas, y el vecino chiapaneco nos quitó. Ese conflicto está ahorita y todavía seguimos la guerra porque sabemos bien que esa tierra es de nosotros.

Aquí la tierra es muy rica todavía, no se ha labrado mucho. Nosotros sembramos el maíz y el frijol, y el que puede siembra tomate. Está bien rica la tierra y por eso la peleamos. Tenemos documento de la tierra desde el tiempo que Santa María la compró.

Yo no estoy de acuerdo con las grandes empresas, las minas, los parques. Vienen a invadirnos. Nosotros somos los dueños. Tú peleas por tu tierra porque es tuya, si no es mía no tengo derecho.

Teófilo Solano Mendoza
Cuauhtémoc Guadalupe, Oaxaca


Las áreas naturales protegidas son para el despojo

El punto central del capitalismo verde es, de inicio, decretar áreas naturales protegidas, porque eso quita legalmente el control del territorio a las comunidades. Mientras no haya un área natural protegida, las comunidades controlan, pero cuando la hay, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) toma el control y a partir de ese momento es la que da permisos para la bioprospección, el cambio de suelo, la extracción minera, las nuevas carreteras o para cacería, es decir, para el despojo. Ello incluso dentro de Reservas de la Biosfera, como El Triunfo o Montes Azules.


Cuando hay una reserva comunitaria o campesina como en Los Chimalapas, son los comuneros y ejidatarios los que dicen que aquí no entra la CONANP. En Chimalpas han detenido y resguardado comunitariamente a científicos que llegan con permiso de la SEMARNAT a realizar investigaciones y colectas. Aquí la SEMARNAT no es dueña y van pa' fuera. Pero no quitan el dedo del renglón en pretender imponer en Chimas una Reserva de Biosfera.

Miguel Ángel García Aguirre
Coordinador regional del Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas y Coordinador general de la asociación civil Maderas del Pueblo
Los Chimalapas, Oaxaca


Oro, plata y uranio es lo que persiguen

Aquí En Zanatepec quiere entrar pura minera canadiense. El gobierno dio permiso de exploración y se supone que como repitió la administración, las minas tienen seguridad de que podrán meterse. Hace como ocho meses la administración hizo una declaratoria en contra de la minera, pero en cuestión de política pueden decir no y hacer de otra manera.

Aquí hay oro, plata, que es lo que persiguen, pero en realidad no dicen la verdad, porque hay otros minerales que se están buscando como el uranio. También tenemos minas para cemento y cal, y eso es lo que ellos miran. A la gente le dicen que las minas de cemento y cal no contaminan mucho, pero es el pretexto para entrar y seguir explotando lo que tiene más valor.

Nosotros no sabíamos nada de las minas, cuando investigamos nos dimos cuenta de que estaba concesionada toda la montaña. La gente empezó a tener información y conciencia de los daños que trae, sobre todo el ambiental y el social. La mayoría de la gente está al grito, pero debemos seguir organizándonos.

Julio Emilio Pérez
Santo Domingo Zanatepec, Oaxaca


Quieren la riqueza natural que tenemos nosotros en conservación

Cuando funcione el Corredor vamos a tener mucha gente que puede invadir nuestra zona. Pueden venir represiones, invasiones, que nos desalojen del lugar porque ya va a ser propiedad del gobierno. Él va a mandar, él va a decidir, va a hacer las cosas a su manera.

Quieren la riqueza natural que tenemos nosotros en conservación. La vegetación, las aguas, los ríos, la fauna, plantas medicinales. Hay una gran variedad de riqueza como el oro, en el caso de las minas que quieren entrar. Ese es el interés y el beneficio es para ellos, no para los pueblos.

Noé Solano Pérez
Agente municipal de Benito Juárez zona oriente
San Miguel Chimalapa, Oaxaca


Destrucción de mantos acuíferos por modelo extractivista

Una de las amenazas que tenemos en el Istmo de Tehuantepec es la destrucción de los mantos acuíferos. Sabemos lo que conlleva el modelo extractivista que traen las grandes empresas mineras. También tenemos las amenazas a nuestros bosques, a la producción del oxígeno que respiramos y a las grandes reservas de Los Chimalapas y los territorios de Santo Domingo Zanatepec, Tapana y Chahuites. Y una amenaza más es el impacto social que traen estos proyectos que dividen a las familias y a la comunidad, dado que llegan las consultas y empiezan a convencer a base de mentiras.


Somos un lugar de producción agrícola, donde se siembra maíz, sandía, melón y ajonjolí, pero el sistema ha hecho que la gente vaya dejando el campo, por lo que el golpe bajo es al sistema alimenticio de una comunidad.

La compra de las tierras ha crecido. Desde hace muchos años hay gente que busca tierras, pero pensábamos que era para invertir al campo. Hoy se sabe que es para el encierro de maquinarias y para invertir en proyectos de construcción de casas. Traen devastación social y económica, y con ello la necesidad de la migración de gente para mano de obra barata.

Daniel Cirilo López
Colectivo Gulucheño Por la Vida
Santo Domingo Zanatepec, Oaxaca


Minería, la inseguridad, la delincuencia, la explotación de hidrocarburos y todo el proyecto de energía eólica

Las amenazas que sentimos aquí y que nos duelen son las que tienen que ver con minería, la concesión del agua, la inseguridad, la delincuencia, el abigeato, la explotación de hidrocarburos y todo el proyecto de energía eólica que quieren imponer en esta comunidad, donde quisieron iniciar un proyecto de 80 aerogeneradores, pero nos organizamos y no pasó.

En esta zona quieren también instalar un puente en la Laguna del Ostión que conecte la ciudad de Coatzacoalcos con la comunidad. Lo platicamos con el grupo de mujeres de aquí y dijimos que no estábamos de acuerdo, que no estábamos informadas y que necesitábamos saber por qué lo querían hacer. Nosotras debemos ser partícipes en las tomas de decisiones y conocer qué tanto nos afectará estar conectadas con ese puente, porque se nos va a venir toda la delincuencia y la inseguridad que ahorita se vive en la ciudad.


Sí hay la necesidad de un puente, para cuando hay algún enfermo o para los productos que tienen que traerse, pero también está la valoración de que si se construye tendremos muchas fosas aquí por la violencia, y eso no lo queremos. No habrá control de quién pasa ni a qué hora ni por qué. Por eso pensamos que ese puente representa una amenaza para nuestra vida como mujeres, porque nos haría todavía más vulnerables.

En esta zona se cierra de noche, lo hace la comunidad organizada, y así estamos un poco más tranquilas en comparación con la ciudad, aunque también hay cuestiones de inseguridad interna. Hay guardias comunitarias en algunas comunidades, sobre todo a partir del abigeato que hay en la zona.

Maribel C. Cruz
Proceso de Articulación de la Sierra de Santa Martha
San Juan Volador, municipio de Pajapan, Veracruz


TE PUEDE INTERESAR


(1) Reportaje publicado en DERECHO DE RÉPLICA.HABLAN LOS PUEBLOS por medio de http://www.desinformemonos.org; se reproduce con autorización de los autores.

CRÉDITOS

VIDEO | Dirección y producción: Gloria Muñoz Ramírez, Fotografía y edición: Noé Pineda, Fotografía fija: Maya Goded, Video adicional: Miguel Tovar (de Flores en el desierto); Julieta Jalom Cruz y Promedios de Comunicación Comunitaria, Consultoría: Miguel Ángel García Aguirre

FOTORREPORTAJE, Maya Goded
REPORTAJE Testimonios: Gloria Muñoz Ramírez, Asistente de la coordinación: Delia Fernanda Peralta Muñoz.

Ra.

Publicar un comentario Blogger

 
Top